Los juegos de vídeos en REALIDAD VIRTUAL: violencia, acoso sexual y odio racial
avatar

Película de 1993 con Sylvester Stallone, Wesley Snipes, and Sandra Bullock

Hace 23 años (8 de octubre de 1993) salió la película de acción y comedia, DEMOLITION MAN (Hombre demolición o El demoledor) con Wesley Snipes, Sandra Bullock, y Sylvester Stallone. La película se desarrolla en el siglo XXI (año 2036).  En dicha película uno puede ver que lo que en ese momento era ficción, hoy ya es una realidad o ya se tiene la tecnología y solamente falta desarrollarla y producirla para las masas. En “Demoledor” se puede apreciar, por ejemplo, las llamadas audiovisuales, automóviles automatizados, sistema de GPS que te lleva donde tú quieras usando voz por texto entre otras cosas.  Para lo que quiero comentar aquí, yo quiero mencionar una escena en la que los personajes de Sylvester Stallone y Sandra Bullock se preparan para un encuentro ‘sexual’.  La sorpresa para el personaje de Stallone es que es una relación “virtual”, no física y ‘real’.  Recuerdo que en el cine nos reímos mucho con la idea que nos pareció descabellada, y ridículamente divertida.

Bien, mis queridos lectores, hoy no me lo parece.  Hace dos días me encontré el siguiente artículo que pueden leer en inglés en la página de Money.CNN.com. Abajo he hecho la traducción al español usando Google Translator y modificando aquello que consideré necesario para que la lectura del artículo fluyera mejor. Lo que he leído es solamente es la punta del témpano de hielo.

Resulta que en los juegos virtuales con multi jugadores conectados en línea se están dando casos de acoso sexual y odio racial.  Realmente es preocupante lo que está sucediendo en esta subcultura de los juegos de vídeo.  Además de la adicción que estos juegos ya producen en sí mismos, esta adicción puede extenderse hacia el uso de la violencia física y verbal, el uso de armas de fuego, robos de bancos, escapes de la ley en carros de alta velocidad, etc. A estas alturas, me imagino que la pornografía virtual ya tiene a muchas personas adictas y atrapadas en ese mundo donde se puede ‘hacer’ hasta lo impensable porque supuestamente no es ‘real’.  La característica de anonimato hace posible que cualquier persona asuma un carácter virtual (avatar); puede ser un personaje amoral que puede cometer el crimen o cualquier acción aberrante y desviada que quiera sin que nadie le diga nada.

Tal vez exagero, pero creo que el mundo virtual se puede convertir en un campo libre para desarrollar ladrones, traficantes, sicarios, psicópatas, violadores, asesinos en serie, sado-masoquistas, orgías, terroristas etc.  He oído decir muchas veces que el órgano sexual más importante es el cerebro.  El funcionamiento de nuestro cerebro y todo nuestro sistema nervioso es un misterio, una obra de arte.  Si esto es así, la realidad virtual puede ponerlo en un gran peligro.  Cada cuerpo es distinto.  Cada persona reacciona diferente a los miles de estímulos.  Nuestra mente es un universo infinito inexplorado.  La inteligencia que Dios le ha dado al hombre sin conciencia, sin moral, sin ética le puede conducir a caminos de muerte y destrucción.

Aun la Realidad Virtual no ha sido perfeccionada.  El cerebro humano no le gusta que lo ‘engañen’, pero no me cabe duda que para los creadores de esta tecnología su meta es llegar a imitar la realidad, lo cual requerirá envolver la mente humana de tal manera que las sensaciones sean bien reales. Me pregunto entonces ¿qué le va a pasar al cuerpo inerte de las personas que quieran escapar totalmente de si mismos y ‘vivir’ más tiempo en su realidad virtual? Nuestra cultura social actual no necesita que sigamos aumentando nuestras actitudes sedentarias, pero parece un movimiento imparable hacia un tipo de paralización generalizada del cuerpo, de la mente, y la consciencia.

Por el lado bueno de las cosas, si dejo volar mi imaginación, podría encontrar cien mil cosas positivas que hacer en el mundo virtual.  A mi me gustaría volar por los cielos, hacer viajes estelares, nadar en el océano profundo con la gracia de un delfín y la velocidad de un tiburón, correr un carro de carreras, caminar en el desierto de Abraham, Isaac, y Jacob, cruzar el mar rojo con Moisés, caminar en las tumbas de las pirámides de Egipto, acampar en la selva amazónica, hacer viajes a tiempos históricos y ser protagonista de la historia virtual…pero mi tendencia y curiosidad humana es insaciable y siempre tiendo a desviarme del camino e ir por donde no debo ir…siempre está la tentación, la voz del enemigo que me invita a tomar el fruto prohibido porque me lo merezco…porque me creo muy inteligente y porque secretamente…quiero ser como Dios…entonces bastante tengo con las elecciones y decisiones en esta vida real que vivo como para enredarme en un mundo virtual.

images-21

Ella ha sido atacada sexualmente tres veces – una vez en la REALIDAD VIRTUAL

por Sara Ashley O’Brien @saraashleyo

Jordan Belamire ha sido asaltada sexualmente tres veces. Dos veces en la vida real, y una vez en la realidad virtual.

Belamire que va por un seudónimo para proteger su privacidad, estaba jugando un juego llamado QuiVr en el sistema de su cuñado HTC Vive VR. Ella estaba disparando a zombis con extraños en el modo multi-jugador de QuiVr cuando otro jugador comenzó prácticamente a frotar su pecho.

“Me han manoseado sexualmente en la vida real, una vez en un Starbucks en plena luz del día. Sé lo que se siente en persona,[en la vida real]” Belamire, de 30, dijo a CNNMoney.

“La conmoción [el ‘shock’] y disgusto [asco] que sentí [en QuiVr (juego en ‘realidad virtual’)] no estaba demasiado lejos de eso [de lo real que había experimentado].”

Otro usuario, BigBro442 aparentemente había descubierto que ella era una mujer porque su micrófono estaba encendido y su voz fluía a través del mundo virtual.

Belamire gritó “¡Alto!” en el momento que BigBro442 la agarró. Eso hizo que empeoraran las cosas.

“Me persiguió alrededor, haciendo movimientos equivalentes a pellizcos y tocar [agarrar] cerca de mi pecho. Envalentonado, incluso pasó la mano hacia mi entrepierna virtual y empezó a frotar”, escribió en un post medio [en los medios sociales] sobre el incidente de la semana pasada.

El post de Belamire llamó mucho la atención en línea, los comentarios más preocupantes son de un extraño que le dijo que estaba haciendo mucho ruido y pocas nueces [un escándalo por nada].

“Por favor, explique cómo alguien puede ser asaltado [o violentado sexualmente en cualquier forma mediante VR—Realidad Virtual por sus siglas en inglés]. Esto parece ser alguien lloriqueándo sólo para quejarse” era una frase común en Twitter.

Belamire ha suspendido temporalmente su cuenta de Twitter como resultado [de dichos comentarios]. Belamire dijo que está “más perturbada por la reacción violenta que el incidente en sí VR.”

Relacionado: 4chan, un centro popular para los mensajes ofensivos, muestra signos de sufrimiento

‘No es real, por lo tanto, está bien’. Ésta es la subestructura amoral de la cultura del juego. Ésto, mucho más que el anonimato, es la fuente de gran parte del acoso sexual de género y del acoso racial en Internet”,escribió la socióloga y crítico del juego Katherine Cross en un artículo titulado “Ética para Cyborgs”.

Otras mujeres han descrito experiencias similares mientras se está inmerso en tierras extranjeras virtuales. Una mujer escribió acerca de su experiencia siendo prácticamente manoseada [agarrada de sus genitales] en marzo pasado : “Todavía me pongo nerviosa y me siento incómoda, y quitarme los auriculares no fue suficiente para alejar esa sensación.”

No, asalto sexual en el mundo virtual no es lo mismo que en la vida real; sin embargo, eso no quiere decir que no tiene un efecto [perturbador]. Los videojuegos son desarrollados en gran medida por hombres, lo que hace que sea menos probable que ellos los diseñen con una mujer en mente.

Empresaria y activista Cindy Gallop lo comparó con un problema de arrastre [‘trolling’] de Twitter.”Hombres en tecnología #vr, no cometan el error de Twitter. Diseñar [rediseñar o componer]esta mierda ahora mismo”escribió ella.

“Los hombres que hacen estos juegos realmente no parecen entender que se trata de asalto sexual”, desarrolladora de juegos Brianna Wu dijo a CNNMoney. “Muy pocas mujeres trabajan en estos equipos, así que no hay voz de la conciencia.” Wu citó Playstation VR Dead or Alive Xtreme 3 como ejemplo; el juego permite a los usuarios agarrar a una mujer virtual en bikini que está protestando, glorificando [de esta manera] el asalto sexual.

La Entertainment Software Rating Board asigna calificaciones de edad y de contenido para juegos de video, juegos y aplicaciones vendidos al por menor, pero es algo voluntario y no es requerido a través de portales de realidad virtual.

“Nadie quiere ver al gobierno regular la industria del juego. Pero la verdad es que la realidad virtual es una experiencia tan poderosa, que el cerebro siente como si fuera real”, agregó Wu.

“Sujetos a veces se sienten como si el cuerpo que ven delante de ellos es el suyo propio”, escribió el equipo de Michael Madary y Thomas Metzinger de la Universidad Johannes Gutenberg de Maguncia, Alemania [Mainz en alemán]. Madary y Metzinger sugieren que es necesario que haya un código de conducta en la realidad virtual, ya que sus efectos psicológicos son aún desconocidos.

De hecho, Belamire dijo a CNNMoney que la mano que la acariciaba era “muy realista. Uno puede hacer que los dedos se mueven de una manera muy realista.”

AltspaceVR, una sala de chat VR, introdujo una característica que es una burbuja personal como una forma de combatir el acoso sexual en el mundo virtual. Si los usuarios la activan, otros en el mundo virtual tienen que permanecer al menos un pie de distancia del jugador. Blueteak, el desarrollador de QuiVr, dijo que también estaba rodando a cabo esta función.

Es una solución a un problema de juego. Pero necesitamos estándares de la industria“, dijo Wu.

Oculus, HTC y Microsoft no respondieron de inmediato a una solicitud de comentario.

Comments are closed.